Google Los leones del Congreso ~ Ultimas noticias press

febrero 25, 2012

Los leones del Congreso

Los acuerdos navales suscritos en el 2004 entre el Gobierno español y la UE, no tuvieron otra finalidad que restringir la capacidad productiva del sector, y su negativo alcance, representó la desaparición como tal de la actividad civil en una factoría que como Astano, fuera creada y diseñada expresamente para ese fin. Por ello, su pervivencia parte del derecho del astillero a recuperar su espacio vital dentro de la construcción naval convencional, objetivo donde la cuestión política sigue siendo la principal baza a jugar por más que sus señorías decidan encogerse de hombros.

Una de las máximas del singular marxismo de Groucho, sostiene que la política es el arte de buscar problemas, hacer un diagnóstico falso y aplicar después los remedios equivocados. Sin duda, que en este noroeste naval que es Ferrolterra, este adagio guarda fiel paralelismo con la práctica cotidiana utilizada por los miembros de ese colectivo gremial, que tras una credencial electoral, creen tener conferidas atribuciones para versionar a su antojo los límites y el alcance de la democracia.

Así, mientras las gradas del astillero no soportan quilla alguna y en la cartera de pedidos no asoma contratación, los de siempre, sus figurantes señorías, en vez de tomar cumplida razón de esta situación extrema y proceder en consecuencia, por aquello de no perder su alianza con lo inaudito, esta semana con el sarcasmo de la efervescencia del carnaval, en sede parlamentaria han dado una vuelta de rosca a la tuerca del disparate elemental.

Exhibiendo una absoluta irresponsabilidad y escasa sensibilidad sobre el futuro de las familias afectadas y las graves repercusiones derivadas, ellos, instalados en esa ventajosa estabilidad que reporta la garantía de dependencia del erario público, en un absurdo arrebato de inmadurez protagonista, se enzarzaron en una guerra de fricciones entre enmiendas y transacciones como camuflaje para consumar una nueva estafa a esta comarca, haciendo que la inviabilidad del consenso fuese el resorte para que el pleno cameral rechazara el impulso a las acciones de reflote de la factoría naval por justificada urgencia.

Estos desmanes además de una afrenta a esta comarca, ponen de relieve la propensión de una clase política desprestigiada , a quienes, su propio ego y el individual culto a las siglas de pertenencia, les pueden más que los derechos inalienables de una comarca, a la que, inhabilitaron su futuro con el auxilio colaborador de un sindicalismo degradado y la contribución de algún alcalde acólito , y todo esto, para encontrarnos peor que de origen y cuando los hijos de la reconversión, con su treintena a cuestas ven como su incierto futuro toma idéntico camino que el de sus padres.

Todo orienta a pensar que a pesar de las circunstancias extremas que padece el sector, con una ocupación en proceso de extinción y sin expectativas de futuro, no existe ni voluntad política ni interés alguno por parte del pleno del Congreso, para afrontar de forma inmediata la apertura de negociaciones ante la UE, encaminadas a dejar sin efecto el contenido de los acuerdos de 2004, para una vez liberados de las restricciones del veto tomar acceso de concurrencia al mercado de contratación naval convencional como única alternativa viable para frenar el incierto futuro del sector de persistir la actual tesitura.

Esta forma de escurrir responsabilidades faltando a compromisos contraídos, es propio de la desfachatez habitual de esta cuadrilla de incongruentes, y como botón de muestra, no hay mas que traer a actualidad la patraña utilizada por aquel que lo fuera, presidente del anterior Ejecutivo, que después de manifestar en la solemnidad del Congreso estar dispuesto a abrir un frente de dialogo con la Comisión Europea para renegociar los acuerdos del sector naval y posibilitar la recuperación de la actividad civil en la antigua factoría del sur de la Ría, agotó su mandato sin tan siquiera haber cursado trámite alguno de su contraído, es decir, todo un espejo de informalidad e insolencia.

Pues a la vista de los acontecimientos todo apunta a concluir que estamos siendo testigos involuntarios, de la formalización de un traspaso de indecencia, y así, los ayer autores y artífices del veto hoy con toda naturalidad mudan a opositores y viceversa. Este degradante espectáculo protagonizado por el conjunto de sus señorías, es la antítesis de lo tolerable , pues cuando el guión exigía poner remedio al futuro del sector naval con total y uniformada determinación, los padres de la patria, se enfrascan en disquisiciones absurdas, mas alejadas de la sensatez que del surrealismo patético.

Metidos a excentricidades y a la vista de la deriva de nuestros dignatarios, no resultaría extravagante preguntarle a los leones del Congreso de los Diputados , si tienen fijada la mirada en dirección contraria al acceso por imperativo del escultor, o quizá, por evitar la vergüenza que les produciría ver pasar a los transeúntes parlamentarios.

Xosemanuel Galdo-Fonte
http://galdo-fonte-xm.blogspot.com/

Si te gustó comparte con un clic :

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Aquí puedes escribir que opinas sobre el tema. Se agradece los comentarios. Normalmente acostumbro a contestar las opiniones de los demás. Asimismo este blog es "dofollow" te ayudará a promocionar tu blog (aunque vigilo de cerca el spam).

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Free Web Hosting