Google SIN BODAS DE ORO, PERO CON ORO ~ Ultimas noticias press

mayo 08, 2012

SIN BODAS DE ORO, PERO CON ORO

Excrementum diaboli, excremento del diablo, según definición que del dinero da Lutero. 


Tan pronto dicen una cosa como otra, ahora se deja caer que algo de celebración habrá; bien, lo que sea sonará. Sí, y a veces estrepitosa y escandalosamente. No van a celebrar don Juan Carlos y doña Sofía sus Bodas de Oro porque ha caído en puente. No constituiría motivo pero, además, es mentira; siempre ésta el engaño, revoloteando en el ámbito informativo de esta familia; por ejemplo, Urdangarín yendo al Juzgado a defender su honor y su inocencia. ¿Dónde esta el honor y la inocencia de este individuo que por la prensa ha sido calificado de bigardo en el mejor de los epítetos? Harto le ha sido impugnada esta grotesca salida, tanto más ridícula cotejada con la que ha tenido últimamente. ¡El bueno de Urdangarín está dispuesto a declararse culpable sin serlo! ¡Ya es bondad! Será que, como dice su suegra y no se nos puede ir de la mente, es bueno, bueno, buenísimo. Será por ello por lo que no le abandona su esposa tras haber sido engañada por su trinque e involucrándola en el mismo. Porque es de suponer que a esta altura de la acción judicial penal que se le sigue por malversación de caudales públicos, prevaricación, fraude y falsedad documental, ya se habrá enterado, no continuará estando en la inopia que se le adjudica y acepta.

El domingo 14 de mayo es el quincuagésimo aniversario de la boda y el lunes 15 es la festividad de San Isidro, patrón de Madrid, pero ¿dónde está el “puente”? Tiene razón Rafael Spottorno, “tiene muchísima razón”, como don Sebastián el de La Verbena de la Paloma, en que no están las cosas como para celebraciones, pero lo del puente  –“y además cae en puente”- (sic). Será el Puente de los Suspiros. Motivos tienen, esto sí, para suspirar toda la Familia Real por lo que tiene encima ante tantos fallos en que han incurrido todos ellos. Evasiva con algún fundamento hubiera sido la precaria salud del rey, el estar convaleciente de una reciente e importante intervención quirúrgica. O ya, con todo fundamento, la notoria separación del matrimonio, pues constituye razón más que suficiente para la no celebración. No han podido aludir a la inaudita crisis económica que se atraviesa, con España a la cabeza, por cuanto en Casa Real -¿qué mejor casa económicamente?- sería mofa sumamente despiadada. De facto, de hecho, están separados y nada menos que desde hace treinta y seis años, es decir, que no debieron celebrar las Bodas de Plata. Y si la hermana de doña Sofía reside junto a ella en Zarzuela, ¿cómo puede darse el caso de que no se la incluyera en la celebración que tenían preparada y ha sido anulada?

Todo ha llegado ya a un alto punto de anormalidad que deja estupefacto al más pintado. Y no al de más valer, también a muchas personas de intelecto de lo más vulgar. Lo normal es que dentro del cúmulo de problemas que a sí mismo se han creado, leamos que “la pequeña ciudad de Berga, con menos de dieciocho mil habitantes, declaró al rey como persona no grata por su comportamiento indebido. […] Está marcado por todo tipo de escándalos y delitos que llegan al punto culminante con el asunto de Botsuana”.  Y decir esta localidad de Sudáfrica es decir la seudo princesa Corina, por su unión al monarca de España, que no español, y a los safaris siendo una organizadora de ellos. Puede exponerse que también mata animales, así como que las mata callando. O acaso, en esto último, no tanto, pues ella en su situación de viuda no ha de guardar secreto de sus amoríos, y digo tanto por tener una hija, pero si en ello pone la misma atención de respeto que su regio amante…  Si en la provincia de Barcelona se ha declarado a don Juan Carlos de Borbón y Borbón persona non grata, no ha dejado de tenerse en cuenta en la suma de sus méritos el escándalo sin par, de doble vertiente: Corina y matar elefantes – matar elefantes en compañía Corina. De la rabieta experimentada por la reina se infiere que aunque fuera más amante de los animales que su cónyuge –éste sólo lo es para matarlos- lo que peor le ha sabido es la rubia alemana y de casi treinta años menos que ellos. 

Entre las innúmeras amantes del rey –sólo se pueden apuntar las de trato más durable- la citada, con la que lleva unos seis años, es la que más ampollas ha levantado por la popularidad que ha alcanzado, ella no se esconde de la sociedad y él la proclama a los cuatro vientos muy ufano, lo que deja a su cuitada mujer muy mal parada, verdaderamente avergonzada por menospreciada y despreciada. Hasta Corina fue la cosa a la chita callando –reiteramos-, ellas procedieron con cautela, obviamente unas más que otras, y él menos hacia su hostil esposa, pero se  escondía lo más posible del mundo nacional e internacional. Hoy día no guarda el menor decoro, se cree con derecho a que tiene que aguantárselo su mujer y el país. Defiende a Corina ante quien se tercie. Esto proceder con ejemplaridad. ¡Y habló en su discurso de Navidad de irregularidades! ¿por qué no predica con el ejemplo? Tampoco vemos que cumpla lo que promete: 

Urdangarín se defenderá solo, como cualquier otra persona. Pues no es así. Ahora vemos que la Casa del Rey le está marcando caminos en su defensa, temiendo que está metido en un proceso largo y que cuanto más se alargue más se socava la institución monárquica y los Borbones, siendo, por otra parte, ambos de escasa simpatía. Pero además es que ha causado pavor, ya lo digo en mi anterior artículo, los correos-e que ha presentado al juez el abogado del ex socio del yerno del rey, y los que dice presentará, así como cuanto exponga el referido Diego Torres en su declaración del día 22 de este mes. Mal se presenta ese martes para Urdangarín, la infanta Cristina y don Juan Carlos; bueno, Iñaki arrastra su trinque, y su legítima no engaña a la opinión pública en cuanto a su colaboración, pero el rey si les ha ayudado…

Esto hace temblar los no muy firmes, que digamos, cimientos de la monarquía; nunca lo estuvieron, porque España no es monárquica ni siente simpatía por los Borbones, pero desde que salió a la luz que el escándalo de la corrupción alcanzaba al matrimonio Urdangarín-de Borbón se produjo la propia indignación que había de producirse. No digamos ahora ante la más que sospecha, pues se aportan pruebas, de que fueron ayudados por don Juan Carlos. Ya se parte de la base de que no se explica que no tomara la drástica medida correspondiente cuando se limitó a enviarles a Estados Unidos y con un pingüe empleo a dedo para el yerno, por ser vos quien sois. Así castigó a éste y a la hija. Ésta estaba colocada en la Caixa, en Barcelona. En la Caixa sigue, pero no en la Ciudad Condal, sino en Washington con su… “financiero” adorado. No se puede vivir más lejos del curro y no perderle. Privilegios sin tasa tiene esta familia, y… ¡pretender estar por encima de la Justicia ya sería demasiado! Pase, pues pasaba, en una monarquía absoluta; en una constitucional el rey rige pero no gobierna. Fueron los presidentes del Gobierno los que hubieron de controlar la monarquía, mas se limitaron a ser permisivos con la Familia Real, a mimarla y, como consecuencia, el ciudadano fue sometido a callar (“¿Por qué no te callas?”), y en tales circunstancias se ha desembocado desesperada para todos.

El excremento del diablo ha provocado la corrupción, y los corruptos, auténticos dipsómanos de este alcoholismo, han motivado la crisis. La riqueza –Schopenhauer dixit- es como el agua salada; cuando más se bebe, más sed da. Le ha ocurrido a Urdangarín que no daba fin a sus… “negocios” aun estando en el destierro de privilegio. Si a su suegro también le deslumbró el oro y ha dado pasos indebidos –aunque sólo lo fueran desde su puesto de jefe de Estado, es el administrativo más alto, pero administrativo- puede llegar a verse si se logra que presente sus cuentas y patrimonio, pues únicamente, y forzado moralmente por el escándalo del yerno, lo ha hecho parcialmente y de lo menos importante –se ha dicho, incluso, que de la calderilla-, pero se ignora lo que la monarquía cuesta a la nación y el capital que tiene.

Se sabe, y recientemente se publico un libro sobre ello, lo estrechamente que vivió su padre en Estoril y que él vino a España con una mano detrás y otra delante, y sin embargo se dice –puede leerse principalmente en Internet- de que posee una inmensa fortuna. No lo voy a comentar en este momento, lo que hace al caso  es que de ser así y de saberlo la ciudadanía a ciencia cierta sería un escándalo más para la eminente caída de los Borbones y, por supuesto, ya sin retorno. A la vida de rey que ha tenido la familia y parientes, como ocurre en todas familias reales, incluido por parte de don Juan Carlos el donjuanismo –ocurre en los Borbones pero él ha batido el récord-, se une haberse enriquecido ad majorem monarchia gloriam, a mayor gloria de la monarquía, entonces registrará la Historia otro abuso de Derecho. ¡Hay tantos en ella!

Se mire por donde se mire, no es para extrañarse, ni mucho menos, de la determinación de la población de Barga. Por lo de Urdangarín alea iacta est, la suerte está echada, ya nada se puede hacer para cambiar el destino, que es la abolición de la monarquía a que se va a pasos agigantados. Malo –repito- que se alargue, y no es un proceso corto, la causa contra Urdangarín, y peor que se pretenda –ya se ha pretendido-  cortarla por la sano, osada, cínicamente, a fin de que éste no vaya a la cárcel, que se la tiene bien ganada, y la monarquía quede en pelotas (recordemos “Los Borbones en pelotas”, de los Hrnos. Bécquer), con más motivos, y ya le sobran, para su abolición.

Por MANUEL LÓPEZ PERALTA                                                        

                          

Si te gustó comparte con un clic :

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Aquí puedes escribir que opinas sobre el tema. Se agradece los comentarios. Normalmente acostumbro a contestar las opiniones de los demás. Asimismo este blog es "dofollow" te ayudará a promocionar tu blog (aunque vigilo de cerca el spam).

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Free Web Hosting