Google Anulación de la conciencia social: Sales y Ferre ~ Ultimas noticias press

noviembre 24, 2010

Anulación de la conciencia social: Sales y Ferre

Todos nos hemos convertido en autómatas, zombies, nada nos perturba ¿que nos ha conducido a  ésta situación?

Anulación de la conciencia social es la manipulación o eliminación del conjunto de elementos culturales y creencias existentes en una sociedad y la ulterior reprogramación por otros valores y elementos para mantener un sistema al servicio normalmente de uno o varios grupo de poder, que manejan el sistema que nos venden como democrático.




La conciencia social del individuo se define como la suma total de creencias, valores y sentimientos comunes a la media de los individuos que de por sí forman un sistema. La anulación de la conciencia social implica la anulación o manipulación de sus valores. La anulación lleva implicito la alienación o enajenación del individuo como parte de la sociedad. El individuo sufre la anulación de su libre albedrío (ejemplo la ley antitabaco), así los individuos de la sociedad son personas dependientes de los dictados de otra organización, que en el caso que tratamos es política y en último lugar económica. Se dejan conducir por los designios políticos y los nuevos valores o desvalores que marcan el camino de la sociedad.

Mediante la anulación de la conciencia social se ataca el grado de autonomía de los individuos, lo que desarraiga el grado de conciencia colectiva.

No se puede hablar de conciencia social sin mencionar a Manuel Sales y Ferre. Para Sales el yo social presente en la conciencia de todos los individuos, es una conciencia colectiva, arraigada en mayor o menor grado en función del grado de autonomía de los individuos. Por tanto para la anulación de la conciencia social, considerada como suma de valores, creencias y sentimientos, se tiene que anular la voluntad de los individuos, a fin de reconducirlos hacia el fín que se persiga.

Si se suprime la personalidad individual este vacio lo suple la opinión pública, a la cual se sigue sin cuestionar, ciegamente, la sociedad se convierte en una masa de individuos sin opinión como personas y se la conduce como a un rebaño.

El progreso social, los medios de comunicación, prensa, radio y televisión, se encargan de ir minando y anulando la personalidad individual, el objetivo conseguir una sociedad en la que todo el mundo, todos sus individuos piensen y obren de igual manera, monipolizando la opinion pública. Se consigue una pauta social gris, ideal para el sistema político y el sistema democrático que quieren aplicarnos.

Nos separamos de una sociedad en armonía, en la que la solidaridad social se compensa con la libertad individual, entendiendose por tal la libertad de ser diferente a nivel individual. Esta libertad se pierde.

Todos los hombres, como tales, somos iguales, pero cada uno es un mundo diferente del otro. Esta diferenciación personal íntima, en equilibrio con el ideal social, esa conciencia social desaparece.

Según Sales y Ferre "...entre los hombres que forman un sociedad no puede haber igualdad sin libertad. Toda  doctrina que exagera la libertad en perjuicio de la igualdad, que rompa el equilibrio, es funesta y parcial...". Y esto es lo que pretende tanto el socialismo utópico, como el neoliberalismo.

Uno de los términos empleados en la definición de conciencia social, los valores sociales, constituyen la base de la voluntad colectiva. Podriamos definirlos como la valoración de las cosas, juicio social acerca del valor de las cosas. Una sociedad puede valorar en primer lugar unos valores religiosos, sobre unos valores económicos, o bien valores morales en primer lugar y económicos en segundo, politicos, intelectuales etc. Lo importante es que tenga claramente definidos y odenados una serie de valores morales, politicos y económicos, los tres puntales sobre los que se sostiene una sociedad. Un desplazamiento de los valores religiosos tiene como consecuencia un desarrollo de los valores morales los cuales están directamente relacionados con la cultura, a mayor cultura los valores morales son más altruistas y moral y deber social  se crecen y a su vez definen los valores económicos y políticos por los que la sociedad se decanta. La desaparición de valores religiosos acompañados de la manipulación de la cultura, mediante la propia labor de formación a los más pequeños, ya sea a través de los medios de comunicación sociales, ya sea aplicando las tradiciones en demasía, no solo estancan a la sociedad, sino que la vuelve vulnerable en sus otros valores, que le son aplicados por estamentos políticos y económicos.

Esta manipulación es la que está sufriendo nuestra sociedad, que está a falta de valores naturales, a falta de pensamientos y protagonismos individuales, una sociedad aborregada que se deja llevar, sin criterios propios y sin ideales que defender.

Si te gustó comparte con un clic :

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Aquí puedes escribir que opinas sobre el tema. Se agradece los comentarios. Normalmente acostumbro a contestar las opiniones de los demás. Asimismo este blog es "dofollow" te ayudará a promocionar tu blog (aunque vigilo de cerca el spam).

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Free Web Hosting