Google Carlos Dívar renuncia a la verdad ~ Ultimas noticias press

septiembre 05, 2012

Carlos Dívar renuncia a la verdad

Al renunciar a la indemnización, con su dimisión el expresidente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) evita la polémica y el esclarecimiento de la verdad.

Carlos Dívar se retira con la pensión que cualquier trabajador con un cargo de responsabilidad,  percibe tras los años necesarios de cotización máxima, ni más ni menos; no ocurre igual con la clase política, que no tiene que sacrificar una vida al trabajo.

Independientemente de la polémica (evitada) hay dos vertientes sobre la indemnización al  extitular de la cartera del CGPJ, una que defiende su derecho a los 208 mil euros y otra contraria que emana de la razón.

Realmente la pregunta que procede es  ¿se debe indemnizar a un trabajador que ha dimitido por supuestas irregularidades dolosas para su empresa en el ejercicio de su profesión?.

Estamos permitiendo una sociedad con unos valores apoyados  en la injusticia y en la mentira, no hay más que saltar al ruedo bancario para comprobar que se está premiando con indemnizaciones millonarias a muchos de los altos ejecutivos que han sido culpables de la crisis. Es por ello que pienso que  hemos llegado al absurdo al considerar como  noticia el que un alto cargo de un organismo del Estado renuncie a una indemnización que es improcedente a todas luces a no ser que se demostrara que las irregularidades de las que ha sido acusado Carlos Dívar son improcedentes.


El coste de los viajes a Marbella.

Cualquier trabajador con cierto grado de responsabilidad que sea  denunciado por supuesta malversación de fondos es sometido a una investigación y si existen indicios suficientes sobre su honestidad es procesado por la justicia, y en su caso debería reintegrar la totalidad del gasto injustificado.

Que yo sepa el señor Dívar ha dimitido y negado el cargo que se le imputa y con su renuncia a la indemnización condena éste proceso al olvido,  y con ello evita el esclarecimiento de la verdad.

El derroche del dinero público.

En segundo plano y no por ello menos importante es el control de los gastos que debería realizarse en  los organismos públicos.

Cualquier empresa tiene establecidos y aprobados unos protocolos para control de gastos y especialmente  para gastos de viajes. Los gastos  tienen que ser autorizados,   deben pasar un filtro de comprobación y autorización. Existen  por tanto otros culpables administrativos que por su presunta inoperancia e ineptitud han permitido el  supuesto fraude o malversación (llamelo como desee) y estos altos responsables  han pasado desapercibidos, sus puestos no son cuestionables.

Funcionarios administrativos de alta escala están obligados a vigilar por la eficacia y eficiencia de la organización y del control de su presupuesto económico: como se gasta,  en qué se gasta y por qué se gasta. Si el sistema de control de gastos ha fallado permitiendo que un trabajador del CGPJ haga uso irregular de los fondos es que alguien no está haciendo bien su trabajo y ese alguien posiblemente pertenezca a ese nivel de funcionariado con altas responsabilidades y nómina.

En resumen mi pregunta es ¿la dimisión del expresidente del Consejo General del Poder Judicial debería ser precedida de otras dimisiones?.


La realidad como culpable.

A preguntas de los periodistas, Dívar ha negado que se hubiera alojado en hoteles de lujo, como sostiene el vocal denunciante: "Han sido hoteles de cuatro estrellas, bastante económicos para lo que es la zona".Y ha justificado la veintena de desplazamientos a Marbella en su obligación de "acudir al lugar donde están situados los juzgados, donde están las presidencias" y en la necesidad "de tomar contacto con la realidad del momento"(El Mundo)
Rajoy culpa a la realidad del incumplimiento electoral.

Lo dicho por Rajoy en las primeras declaraciones públicas desde que fuera elegido presidente ( las cercania de los procesos electorales ) me lleva a deducir que según el Presidente del Gobierno : la realidad es la culpable del fraude electoral del PP.

Carlos Divar ha justificado los exactamente 20 viajes a Marbella en la necesidad de tomar contacto con la realidad del momento.

Entramos en un terreno peligroso, acudir a la realidad y a la mentira como justificación abstracta de actos injustificables y  delictivos (presuntos o no) unido a la falta de una justicia equitativa e independiente,  nos coloca en la antesala del más absoluto  autoritarismo.

Si te gustó comparte con un clic :

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Aquí puedes escribir que opinas sobre el tema. Se agradece los comentarios. Normalmente acostumbro a contestar las opiniones de los demás. Asimismo este blog es "dofollow" te ayudará a promocionar tu blog (aunque vigilo de cerca el spam).

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Free Web Hosting