Google La caótica política de España ~ Ultimas noticias press

septiembre 27, 2012

La caótica política de España

Se les ha dicho a los políticos por activa y por pasiva que la crisis la han generado ellos, siendo meros títeres de individuos que defienden intereses espurios aun cuando sin olvidarse de los propios y de los de sus parientes y amigos, asimismo con su permisividad ante los corruptos que se producen en todos los ámbitos y su aterradora estadística en el de los banqueros y políticos. Éstos son financiados por la Banca y, como en compensación, han de hacer los presidentes del país, y hacen, oídos sordos con el trinque de tales sujetos, más aún, cuando sale a la luz la corrupción de alguno de ellos, la condena judicial, el Gobierno se lanza raudo a la concesión de indulto.

Así, entre otras descabelladas acciones, lucha el presidente Rajoy para salir de la crisis. El fracaso le tenemos a la vista día a día con el aumento del número de parados. En lo que no fracasa es en esquilmar a la ciudadanía que no está en el paro, en la hambruna y sin techo. Su política pone de relieve que, si no por inconfesables fines –no dejan de estar a la vista pero lo esconde- es de una ineptitud manifiesta. Resulta increíble que los políticos no se percaten de que están al servicio de la banca y los mercados; concretando, que traten de hacernos creer que no lo están sino al de sus votantes y no votantes. Cuando no eran dominados por el gran capital, antes que por la ciudadanía miraban por ellos, que, como dice el dramaturgo, novelista y poeta suizo Luís Dumur, “la política es el arte de servirse de los hombres haciéndoles creer que se les sirve”.

La mala imagen de nuestro país.
La pésima imagen de España repercute en lo económico. ¿Cómo no ha de haber violencia ante la indignación que, natural y lógicamente, provoca la abusiva, tiránica, actuación del Gobierno que está asfixiando al ciudadano? Pero es lo de siempre –más aumentado que ni mínimamente corregido-, lo que señala León Tolstói: “Los gobiernos necesitan ejércitos [ahora es la policía] que les protejan de contra súbditos esclavizados y oprimidos”. Sí, pero también a veces les salió el tiro por la culata, precisamente en tal época de los zares, cuya opresión a sus súbditos propició la revolución. Por si faltaba algo que dejara de desacreditar al Gobierno que venimos padeciendo, que viene hundiéndonos, no falta la violencia. Y ésta para INRI atribuida al ciudadano -¡que cinismo!-, violencia la que viene practicando el Gobierno al que le encaja perfectamente este aserto del citado novelista ruso: “El Gobierno es una asociación de hombres que ejercen violencia sobre todos los demás”. Como dice Cayo Lara, “la gente está en la calle porque está sufriendo mucho”.

Las falacias de Mariano Rajoy.
Es alucinante el extremo a que él y los miembros  de su Gobierno, siguiendo su batuta, llevan la mentira, el engaño. Se pide enérgicamente, con ansia de salvación –de la miseria, la hambruna, la misma muerte- que dimita el Gobierno. A Rajoy le han protestado por su política de recortes y demás –españoles- durante su estancia en Nueva York, mientras él, echándole rostro, ha lanzado un baladí discursito de reconocimiento –dijo- para los españoles que no se manifiestan a pesar de la crisis económica y las medidas de recorte del Ejecutivo. “Son –tuvo la osadía de manifestar- la inmensa mayoría de los 47 millones de personas que viven. (…) Esa inmensa mayoría de españoles está trabajando, el que puede, y dando lo mejor de sí”. ¡Qué guasón, qué bromista es! Él sabe que tal inmensa mayoría –los que salen a la calle y los que no- están detestando de su mentira, lo fue todo su programa de Elecciones, nada absolutamente ha cumplido, sino todo lo contrario, nadie mintió total y radicalmente como él, ningún expresidentes, y mintieron bastante.

La inconsciencia personificada.
(Sí, al estilo de la infanta Cristina). A decir de Federico Jiménez de Losantos:
… como Mariano no reconoce nada de lo que pasa, como el rey está a sus negocios y comisiones y Corinas, aquí nadie…
Y con referencia a la batalla que presenta Artur Mas por la independencia de Cataluña:
No crean un Estado, rompen un Estado, rompen el Estado español, lo hacen deliberadamente, lo vienen haciendo minando de una manera sistemática gracias a la colaboración, a la cobardía, a la traición de los Gobiernos de España, sin excepción desde UCD al actual de este silente Mariano Rajoy Bret que pedía una mayoría absoluta, se la dieron y no sabe qué hacer con ella.

Descalificación por doquier.
Desacreditados y desautorizados estamos en cualquier parte del extranjero y aun dentro de España en la que se halla en crisis no sólo su economía, también su integridad geográfica, aparte de los valores morales. El espectáculo que se está dando es sumamente oprobioso, por mucho que vayan el presidente y el rey a Nueva York a poner un parche. Por mucho que el Gobierno pretenda trabucar los hechos, las cargas de la policía son brutales y constituyen auténtica vergüenza, que para colmo de la misma lo alaba, para el Presidente y para el jefe del Estado. Con cordura y honestidad no debe este Gobierno alardear de la mayoría absoluta obtenida, dado su patente fracaso, las pruebas que está dando de cobardía e incapacidad. Naturalmente que me refiero al suceso lastimoso y funesto que con él han encontrado sus votantes. Éstos, es axiomático, no le concedieron su voto para sus incalificables hazañas; por ejemplo, aumentar, a mayor velocidad de la que tenía, el paro, no informar, crear el “desahucio exprés” para que rápido, muy deprisa se vean en la calle las familias que desde el paro no pueden pagar la hipoteca o el alquiler de su vivienda. ¡Buena ayuda, caramba!

La mentira y la injusticia de Rajoy.
Entre los que protestan en la calle hay muchos que le votaron como único recurso, asqueados del anterior Gobierno, y concibiendo esperanza en sus promesas. Si antes llega a La Zarzuela, antes se pone de manifiesto el total incumplimiento de la palabra dada. Bastantes años, por el contrario, tardó en revelarse la conducta “no ejemplar” del rey, de su yerno Urdangarín y alguno más de la familia real, siendo así que hoy día una monarquía ha de basar su existencia en la ejemplaridad, lo que no le impide ser un régimen anacrónico, obsoleto, inservible y, por todo ello, inconcebible. ¿Qué la monarquía implica la unidad de España? ¡Vamos, qué tontería! Con idea de defender el separatismo vasco y el catalán, principalmente, se crearon las Autonomías, y ya vemos lo que está pasando. Y cuán “tenazmente”, por la otra punta, defienden el rey y el presidente la unidad de España.

MANUEL LÓPEZ PERALTA

        

           



        
                                 





Si te gustó comparte con un clic :

1 comentarios:

posesodegerasa dijo...

http://astillasderealidad.blogspot.com.es/2012/09/el-sinverguenza-que-preside-el-gobierno.html

Publicar un comentario en la entrada

Aquí puedes escribir que opinas sobre el tema. Se agradece los comentarios. Normalmente acostumbro a contestar las opiniones de los demás. Asimismo este blog es "dofollow" te ayudará a promocionar tu blog (aunque vigilo de cerca el spam).

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Free Web Hosting