Google la etica en la polemica ley de la muerte digna ~ Ultimas noticias press

abril 06, 2011

la etica en la polemica ley de la muerte digna

La etica en la polemica ley de la muerte digna
La Ley de la muerte digna trae polémica entre la derecha y la izquierda pero es una ley que se aprobará. en consejo de ministros tal como dice la impresentable Pajin.

Tema básico es analizar la Ley de la muerte digna y la ética de los que quieren desarrollar una ley de tal transcendencia. Y en éste punto con la iglesia hemos topado, ¿como van a mencionar ni tan siquiera la
 palabra dignidad,  quienes no tienen ética, ni moral? Opino que  el tema es lo bastante serio para que lo ensucien las mentes perversas, inquisitorias y sucias de los socialistas. Yo lo advertía en noviembre ultimo en un artículo sobre como acabar con la crisis en el 2011.

La aprobacion de la  ley de la muerte digna, estará sujeta a mucha polémica, pero para la sociedad civil pasará desapercibida, para eso están los medios de comunicación, para que pase sin mucho ruido. Temas de tal índole y  seriedad, sobre la muerte, dignidad, medicina paliativa, vejez, son muy profundos, las personas que los aborden necesitan de una ética incuestionable, de un alto nivel moral y precisamente creo que sobre la ética y la moral los socialistas en particular y los políticos en general, no entienden mucho, vamos creo que no saben ni de que estoy hablando, es que ni les suena estas palabrejas. Precisamente los politicos, son los miembros de ésta sociedad que  menos ética han mamado.

Este gobierno con la aprobación de la polémica ley de la muerte digna, demuestra que todo lo que tenga que ver con la destrucción, ya sea de la vida nacida, como no nacida, ya sea de los derechos sociales, como de destrucción de los derechos civiles si que cumplen  a rajatabla.

Según dice su altisima excelencia La Leyre Pajín el proyecto de ley para matar dignamente está muy avanzado y se aprobará en consejos de ministros a principios de mayo. No se pueden dejar esta ley en el tintero, pendiente, alguien les ha encomendado que la dejen lista.

A mi personalmente la ley de la muerte digna, que particularmente creo que no dará lugar a la polémica a nivel social,  a que ha dado lugar la ley antitabaco, no me dá buena espina. Ya sea la ley que sea, lo que venga en estas fecha de Zapatero y de su gobierno ya no me fio y menos aún si se trae bajo el brazo seboso de la impresentable ministra.

No me gusta la Ley socialista de la muerte digna, desconfio de ella. Mis razones son:

1º Porque es una ley típica del pensamiento neoliberal, lo que no es productivo no sirve y si además de no ser productivo, implica gastos hay que eliminarlo de raiz.

2º ¿Quien va a decidir si tengo o no dignidad para morir?. ¿Como una normativa, como  la de la muerte digna, puede elaborarse  bajo la sombra de mentes  indignas, faltas de ética, amantes mas de la corrupción que de la transparencia, que legislan bajo la mentira?. Esto solo puede suceder en ésta mentira de democracia.

Miren ustedes a mi la ley me huele mal, me huele a bacalao viejo, como la Pajín. Zapatero no es que me huela es que lo repudio, es el 666 de la democracia.

Yo no quiero que me maten dignamente, quiero morir como persona y si eso supone un trance, a no ser que yo lo pida, nadie es quien para decidir como tengo que morir. Nadie va a decidir donde temina  mi dignidad en ese trance, bastante han controlado mi vida, han pisado mi dignidad,  para tambien jugar con ella en el momento de mi muerte. No quiero que se me practique una eutanasia asistida, que es en lo que puede convertirse la maldita ley de muerte digna. Parece ser que es similar a la normativa aragonesa, donde además prevé sanciones para quien no aplique las medidas para una muerte digna y el tan mencionado testamento vital es un documento trampa para que admitamos esta ley de muerte digna o más bien de legalización de la eutanasia.

La ley de la vida digna frente a La ley de la muerte digna : Antes de aprobar la ley de la muerte digna, deben dedicar sus fuerzas a mantener la vida digna de los enfermos aunque hayan superado los setenta años. Y con ello me refiero a supuestos tratamientos que se omiten por restricciones presupuestarias y cuya práctica va en contra de dotar de una vida digna a los enfermos. ¿Como podemos hablar de muerte digna, si son incapaces de preocuparse de una vida digna para los mas necesitados o débiles de la sociedad?.

Y como dicen que más vale una imagen que cien palabras, la imagen la sustituyo por un caso real, con menos de dos meses.

Por si no si no lo saben hay enfermos que presentan una obstruccion de la aorta en el cuello y que para su desgracia han alcanzado los 74 años. La pólitica en ciertos hospitales es la no intervención quirurgica para desobstruir la aorta,  por la edad del enfermo; el resultado es una vida nada digna, perdidas de conocimiento, perdidas temporales de funciones normales, deterioro físico del enfermo hasta llegar a  una silla de ruedas, y a esperar que se produzca el fatal desenlace. El camino alternativo, operarlo en clinica privada, 12.000 euros y un comentario del cirujano privado, ¡que pena! si se hubiera intervenido antes hoy no estaria hoy en una silla de ruedas.

No se gastan dinero en los enfermos  para darle una vida digna, prefieren costear  una muerte digna.
Igual que no se gastan dinero para los parados que entran en el umbral de la pobreza, pero se lo gastan en una guerra con  intereses oscuros.

Y es que solo procede una respuesta a las declaraciones de la ministra, ¡sinvergüenzas!. Mi muerte ni la toqueis, bastante habeis manejado mi vida.

Si te gustó comparte con un clic :

3 comentarios:

Sonia dijo...

Uum. En esto, discrepo contigo. Lo que más temí yo, cuando me diagnosticaron (por error) metastasis de mi cancer a pulmon e higado, no fue el morir. Fue el que mi cuerpo me sobreviviera. Que mi cuerpo fuera obligado a seguir vivo cuando yo hubiera dejado de sentirme persona. Y no poder solicitar a alguien cercano que ayudara a mi cuerpo a morir conmigo, por temor a los problemas judiciales a los que le obligaría a enfrentarme. Y, creeme, este es un temor que tenemos todos los pacientes de enfermedades tan terribles como el cancer: no a la muerte, sino a que se permita que el cancer nos destruya como seres humanos.

blogger's dijo...

Con éste artículo yo no digo que no se deba aplicar unos cuidados extraordinarios a los enfermos, eso que se ha dado por llamar paliativos, que no se deba legislar. Pero me asusta que legislen unos individuos que han demostrado no tener la minima etica y faltos de moral y me preocupar que se legisle bajo la nuebe neoliberal que oscurece hoy todos los derechos ciudadanos frente al capital. Posiblemente incluido el derecho a morir en paz.

Sonia dijo...

Sí, evidentemente, el problema está en la falta de credibilidad que inspiran (a mí también, creéme) los legisladores, y en las intenciones ocultas que probablemente subyacen a sus leyes (como, por ejemplo, en el caso que nos ocupa, ahorrarse los gastos de mantener vivo a un enfermo en fase terminal).
Sin embargo, insisto: si la legislación vá en la dirección de ampliar el margen de libertad de elección de la propia muerte, estupendo...
Al fin y al cabo, también en la insistencia en mantenerte vivo pese a ti mismo hay ideologías sospechosas (como los intereses religiosos, por ejemplo). Quiero decir, inocente no es nada...

Publicar un comentario en la entrada

Aquí puedes escribir que opinas sobre el tema. Se agradece los comentarios. Normalmente acostumbro a contestar las opiniones de los demás. Asimismo este blog es "dofollow" te ayudará a promocionar tu blog (aunque vigilo de cerca el spam).

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Free Web Hosting