Google Economia globalizada y privatización de servicios públicos ~ Ultimas noticias press

septiembre 28, 2011

Economia globalizada y privatización de servicios públicos

La privatización de los servicios públicos es lo que vulgarmente se denomina "saquear al pueblo, quitandole su patrimonio público". Se vende al sector privado todo aquello que puede generar unos beneficios y el Estado y los ayuntamientos se quedan solo con lo que genera gastos. Es "pan para hoy y hambre para mañana".

Y como han cortado la leche de la teta, al quedarse solo con gastos se quitan tambien parte de estos, normalmente sanidad y educación. Al final la figura del Estado es la de oprimir a la clase trabajadora y ser "secretario" de la clase pudiente. Y así será mientras el pueblo siga con su política de "haz el amor y no la guerra", es decir  de "gilipollas pacífico" y no salga a la calle a pegar palos. Porque el ejército está amariconado y se dedica a defender los intereses de EE.UU. y del resto de Europa, en lugar de defender a los españoles de las rapiñas que tenemos en la Moncloa.¿Lo quieres más claro?.

Entonces las pregunta del millón ¿porque se privatiza AENA, Loterias y Apuestas del Estado (LAE) y otras?. La respuesta es clara, primero porque el Estado está tirando dinero en sus infraestructuras sobredimensionadas y necesita un dinero extra, para cuadrar un ejercicio, perdiendo por ello ingresos millonarios en los ejercicios siguientes y segundo porque alrededor de  privatizaciones tan importantes como estas, así como la sanidad, el agua etc, se mueven millones de euros en comisiones y regalos y el Estado está repleto de "entes" sobornables y corruptos y por último, otra razón de peso,  hay que devolver favores a Rothschild y otras grandes transnacionales que continuamente ponen a los gobiernos donde están y a los ex-presidentes donde están actualmente los últimos (Gonzalez y Aznar). . ¿Lo quieres más claro?.

En un mundo globalizado, la privatización de ciertos servicios públicos, de interés social no es más que entregar al mercado globalizado, actividades rentables y que han quedado fuera del paraguas de lo privado.
El sector privado quiere para sí unos beneficios potenciales que están en el área social del Estado y por tanto fuera de su alcance.

Cuando un bien público se privatiza el derecho de los ciudadanos al mismo se transforma en privilegio. Y ésto no se debe consentir.

En una democracia que se precie como tal, nunca jamás debería surgir el planteamiento de la privatización en sectores tan sociales como el agua, el saneamiento, la sanidad, la educación, la asistencia a los ancianos, la asistencia a personas discapacitadas. Estos sectores deberian ser constitucionalmente intocables.

Líderes de suramerica como Evo Morales, Chavez, Castro y otros que el mundo del capitalismo demonizan y ridiculizan  a través de los medios de comunicación, son los principales defensores de mantener lo público fuera de las garras de las transnacionales y demás empresas rapiña.

Si el sector privado pudiera "comercializar el aire que respiramos" no dudaria en llevarlo a la práctica.

El engaño del mercado es obvio, se consideran que estos servicios  deben prestarse en régimen privado  por razones de eficiencia y eficacia,  si bien lo que realmente subyace en éstas privatizaciones es un expolio del patrimonio público, es una apropiación de los sectores económicos rentables que estan en manos de la Administración Pública y que pertenecen al pueblo.

Los peores enemigos para defender estos nuestros bienes sociales son la falta de dinero de los municipios y del Estado en general y la facilidad de corrupción de nuestros políticos. Y el sector privado tiene de ambas cosas, mucho dinero y el saber corromper.

El modelo de gestión privada en mano de gestores privados, de los servicios públicos, pone en peligro el derecho ciudadano a disponer de unos servicios públicos dignos y que lleguen a todos.

La empresa capitalista considera cómo principios básicos la rentabilidad y el beneficio económico por delante de la calidad del servicio, los derechos de los ciudadanos y la calidad en las condiciones laborales de los trabajadores. Está claro pues que el objetivo privado es el enriquecimiento de los empresarios y de sus accionistas.

Las empresas privadas, acceden a estos contratos no para servir a la comunidad, ni preocuparse por el bienestar laboral de sus  trabajadores, sus principios son  obtener el máximo beneficio posible, bajo la excusa de la eficiencia y del saber hacer (en muchos casos puro humo y lo digo por experiencia).

Es típico en éstas empresas encontrar trabajadores mil-euristas y la actuación monopolistica en la gestión global del servicio público.

Es aconsejable, por ejemplo a nivel municipal,  que los Ayuntamientos no cedan a manos privadas servicios que realmente pertenecen al municipio, tales como recogida de residuos urbanos, agua, saneamiento, servicios operativos, más bien es más rentable a los consistorios constituir  una SOCIEDAD ANONIMA MUNICIPAL que le garantiza un mejor servicio al ciudadano y unos ingresos diferidos en el tiempo, para financiar el mantenimiento de los servicios.

Con la constitución y explotación de los servicios con empresas municipales, se puede alcanzar la eficacia que se pretende y sería igualmente controlada a través del Consejo de Administración, que estaría constituido por los representantes políticos del Consistorio.

La puesta en práctica de esta gestión no precisa más que de buenos profesionales, y en muchos casos no es necesario ningún aporte extraordinario de efectivo ni tecnología inalcanzable.

No olvidemos nunca que se está hablando de crear una empresa con un gran número de clientes fijos y por tanto con unos ingresos en tesoreria asegurados. El resultado de evitar la expoliación será un mejor servicio al ciudadano y los beneficios se quedarán y se reinvertiran en el Municipio.

Una empresa privada en la gestión de un bien público nunca podrá suplir a la gestión que pueda realizar un Ayuntamiento a través de una empresa municipal. La primera persigue la maximización del beneficio y en épocas difíciles, como la actual, aplica el más puro estilo capitalista, quedando relegada a una mera figura de Marketing, la Responsabilidad Social Corporativa de la que tanto presumen hoy tantas empresas; precisamente las que más presumen son las que más tienen que callar.

El Ayuntamiento en cambio, su misma definición lo incluye, tiene por objetivo la administración de los intereses de un municipio. Nada más lejos de los intereses de un municipio que darlos a la explotación privada, excepto en casos en que ésta fuera imprescindible por aportación tecnológica, gran aporte de capital o por razones de interés público, hechos estos que no se dan en los servicios básicos que centran nuestra atención.

La wikipedia define la privatización como aquella situación que consiste en que empresas públicas pasan a manos de privadas, bien para mejorar resultados a través de la gestión privada o bien para aumentar los ingresos públicos y reducir el déficit.

Ante ésta definición la pregunta es obvia ¿para que mejorar resultados si se los lleva la privada?

Si te gustó comparte con un clic :

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Aquí puedes escribir que opinas sobre el tema. Se agradece los comentarios. Normalmente acostumbro a contestar las opiniones de los demás. Asimismo este blog es "dofollow" te ayudará a promocionar tu blog (aunque vigilo de cerca el spam).

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Free Web Hosting