Google Joseph Ratzinger, representante del Vaticano, no de Dios. ~ Ultimas noticias press

agosto 09, 2011

Joseph Ratzinger, representante del Vaticano, no de Dios.

Ratzinger actual Pontifice representante del Vaticano con el nombre de Benedicto XVI. Papa de transición que no representante de Dios en la Tierra. Posiblemente penúltimo Papa de las profecias de San Malaquias, ya que ocupa el lugar 111 de los 112 que relata el vidente y profeta. Mas que representante de Dios en la
 Tierra, representa lo que todo jefe de Gobierno desea, poder y  riqueza. Su próxima visita a España ha levantado toda una polémica, unos pregonan que es la visita de un Jefe de Gobierno, para otros es la visita del representante de Dios. Lo cierto es que la visita de este señor va a costar al erario público 50 millones de euros, mientras que miles de familias no tienen ingresos y viven de la caridad pública y familiar. Todo ello, críticas y polémicas al margen de lo que representa la religión y la creencia o no en un ente superior.

Representante del Vaticano, que no de Dios, Joseph Ratzinger, fué nombrado Papa no por obra del Espiritu Santo. La visita del Papa a España no es más que puro marketing de una Iglesia que no representa a Cristo. El Papa elige una vez más España para su apostolado (son ocho visitas realizadas por el Papa desde 1982), en lugar de viajar y conocer situaciones, paises del mundo,  en pobreza extrema. Y es que Benedicto XVI representa un Estado corrupto, de enormes y
oscuras finanzas, con una riqueza acumulada incalculable, nunca más lejos de un representante de Dios en la Tierra. La visita del Papa a España, no hay que tomarla mas allá que la visita de un Jefe de Estado, en éste caso debería mover las mismas masas sociales y las mismas protestas, que si nos visitara un gobernante de un país xenófobo,  con una enorme fortuna y un pueblo pasando calamidades, que persiguiera a los marginados sociales, antidemócrata, fundamentalista. Esta deberia ser la reacción de la sociedad. Quien espere asistir a la visita del representante de Cristo en la Tierra, que siga esperando, porque Benedicto XVI será todo lo que quiera, pero de afinidad con Jesús, el que murió en la cruz, el que no quería riquezas, el que ayudaba a los proscritos, el que perdonaba a las prostitutas,  tiene poca, muy poca, poquísima afinidad. Quizás la visita de Juan Pablo II no hubiera despertado tanta problemática, seguro que la de Juan Pablo I tampoco se hubiera cuestionado.

Ratzinger representa al Vaticano, es el jefe del estado llamado Vaticano, no es el representante de Dios en la tierra, ni fué elegido por el Espíritu Santo y que ha perdido credibilidad e infabilidad. El actual Papa Benedicto XVI fué seleccionado para ocupar el puesto pontificio por Juan Pablo II cinco años antes de su muerte. Y es que los Papas ya se eligen por acuerdos cardenalicios,  acuerdos politicos, el yo te doy y tu a cambio me das. Esto es así nos guste a los católicos a no nos guste. La globalización ha acabado tambien con algunas de las funciones del Espiritu Santo.

En lugar de visitar el cuerno de Africa, de visitar Libia viene a España a, entre otras cosas, recordar que en la derecha conservadora está la verdad y que es el camino de la vida.

Hay que recordar que Ratzinger es un jefe de un Estado, el Vaticano, al que se le señala con el dedo por corrupto, destino del lavado de dinero procedente de la droga y el comercio de armas, paraíso fiscal de grandes fortunas. Cardenales del Vaticano estaban implicados en la "logia P2", incluso el secretario personal de Juan Pablo I, pertenecia a la logia masónica.

El que la visita del Papa Benedicto XVI cuesta al pueblo español 50 millones de euros, no es el problema, esta cuestión que se ha convertido en marketing anti Papa es una desviación del problema. La visita del Papa debe cuestionarse desde otras perspectivas.

Un Estado de derecho, como parece ser España, recibe a un jefe de Estado fundamentalista,  integrista religioso. Un estado en el que se ha realizado el magnicidio en la persona de Juan Pablo I, en el que se ha intentado asesinar a Juan Pablo II.

Ratzinger representa un Estado, el Vaticano, con todos los peores pecados y defectos humanos de un país autócratico:  el magnicidio, el poder, la acumulación de riqueza. Benedicto XVI representa a un Estado, el Vaticano, donde la honestidad brilla por su ausencia. Un Estado que no dudó en asesinar a Juan Pablo I simplemente porque iba a poner fin a la riqueza acumulada en el Vaticano, iba a investigar los negocios sucios de la Banca. Juan Pablo I dijo que iba a ser el último Papa rico que viviera en el Vaticano. El mismo día en que fué asesinado reunió a un grupo de cardenales y al presidente del banco Ambrosiano y les adelantó que en 24 horas iban a ser destituidos.

Las palabras del Papa Lucciani fueron "Aquella que se llama sede de Pedro y que se dice también santa, no puede degradarse hasta el punto de mezclar sus actividades financieras con las de los banqueros, para los cuales la única ley es el beneficio y donde se ejerce la usura, permitida y aceptada, pero al fin y al cabo usura. Hemos perdido el sentido de la pobreza evangélica; hemos hecho nuestras las reglas del mundo. Yo he padecido ya de obispo amarguras y ofensas por hechos vinculados al dinero. No quiero que esto se repita de papa. El IOR debe ser íntegramente reformado”.Con estas palabras el pontífice certificó su asesinato

Ratzinger en cambio representa la figura del oscurantismo, de la regresión. El Papa Benedicto XVI ha cerrado sus ojos a la corrupción de la ciudad del Vaticano, a la riqueza de la Iglesia y con ello defiende su reinado y su vida. Bajo su papado el Banco del Vaticano ha sido acusado de lavar dinero ilícito, por no hablar de su visión tan particular del problema de la pederastria. 

Las finanzas del Vaticano y su banca: Cuentas millonarias de fundaciones fantasma, transferencias de dinero sin control y vínculos con mafiosos son algunas de las revelaciones del reciente libro sobre las finanzas de la Santa Sede, escrito por el italiano Gianluigi Nuzzi, con el título "Vaticano Spa".

Está claro que Benedicto XVI, que el Vaticano, no tiene ningún enlace con Dios. Quién visitará España proximamente es un jefe de Estado, Joseph Ratzinger, con todos los defectos y virtudes de cualquier gobernante, un Estado poseedor de una gran fortuna, con una Banca que es paraiso fiscal de los poderosos, acusada de bajezas propias de una gran institución financiera y que no tiene nada que ver con la Iglesia de Cristo.

Visitas de los Pontifices a España:

El primer Papa que visita España fué Juan Pablo II en noviembre de 1982. La anedocta de ésta visita a España fué su duración, 10 dias.

Juan Pablo II protagonizó cuatro visitas posteriores: 1984 el Papa visita Zaragoza en una escala técnica, camino a America Latina, en 1989 visitó Asturias y Galicia, en 1993 visita Sevilla. La ultima visita realizada por Juan Pablo II fué en el año 2003.

Benedicto XVI visitó por primera vez España en el año 2006 durante el "Encuentro de las Familias",
en el 2010 visito dos veces España con meses de diferencia (Santiago de Compostela y Barcelona).
La próxima es la polémica de Agosto.

Como curiosidad en la visitas del Papa  realizadas al Reino Unido los fieles pagaban una entrada para acudir a las misas, con unos precios que oscilaban entre 12 y 30 Euros. No se si  el precio se incluia elñ sagrado sacramento de la "comunión".


  

Si te gustó comparte con un clic :

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Aquí puedes escribir que opinas sobre el tema. Se agradece los comentarios. Normalmente acostumbro a contestar las opiniones de los demás. Asimismo este blog es "dofollow" te ayudará a promocionar tu blog (aunque vigilo de cerca el spam).

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Free Web Hosting