Google como la televisión construye la realidad ~ Ultimas noticias press

enero 07, 2012

como la televisión construye la realidad

La televisión es el medio de comunicación de masas que ha revolucionado nuestra vida cotidiana. Los daños fisicos y mentales que la televisión nos produce, los peligros de control y manipulación social que encierra y la realidad que nos impone son tan nocivos que deberian ser eliminada para siempre.

El Mundo llegará a ser desnaturalizado por el poder de la pantalla doméstica. Toda mala influencia será desparramada groseramente sobre todo hogar y será impuesta por el comercio avisador que busca la masa. La masa embrutecerá dominada por las órdenes disfrazadas de paraisos fáciles y superiores, contemplará la estupideces y la inmoralidad con ficción. Llegará el día en que el grueso popular será manejando como aprisco (1938). (Profecias de Parravicini)
Nos enfrentamos a una tecnología al servicio del poder, imposible de reformar, solo tienes dos opciones o la dejas o la dejas. Apaga la televisión.


La televisión tiene un papel transcendental en guiar el consumo de la sociedad y lo que es peor guiar nuestro comportamiento y nuestra decadencia como ser sociable, fomentando el individualismo y eliminando el espíritu crítico.

A nadie se le ocurre pensar hoy en día que la televisión se puede considerar un instrumento de cultura popular. Mas bién la televisión es el arma idónea para el mundo globalizado, en el que se pretende que todo el mundo en cualquier lugar de la tierra se parezca mas o menos a los demás. Juega un papel importante en la homogeneización de la sociedades.

La clonación interna de las personas no podría llevarse a cabo con tanta facilidad sin la televisión. Nuestras ideas, mentes, gustos, valores, conductas, deseos todos estan moldeados por esa pequeña pantalla tras la cual se encuentran las grandes corporaciones que son las que en realidad dirijen el rediseño del hombre.

Robert McChesney hizo un análisis sobre la monopolización global de los medios de comunicación. La monopolización de la energia, por ejemplo el petróleo, difiera de la monopolización de los medios de comunicación, en que en el caso del petróleo las empresas trafican con elementos fisicos, tangibles, mientras que en la comunicación se trafica con la conciencia lo cual es decisivo en la configuración de los valores de la sociedad para el futuro.

McChesney confirmó que en 1999 solo ocho corporaciones controlaban el 70% del "total" de los medios de comunicación (televisión, prensa, revista, radio, agencias informativas, salas de cine), desde entonces ahora la tendencia ha sido a la concentración.

Quien controla los medios controla el mundo (George Orwell en su novela: 1984). Una consecuencia inmediata es que la concentración de los medios favorece el conducir politicamente a las masas.

La televisión ha llegado a ser el centro de la vida de la mayoría de las personas. La familia almuerza viendo la televisión, cena viendo la televisión y pasa sus veladas alrededor de la televisión. Hay una caja de ideas impuestas en cada habitación de la casa, desde la cocina hasta en los dormitorios.

¿Has pensado como se desarrolla tu vida cotidiana? Ocho horas para dormir, desplazamiento al trabajo, desayuno, etc. unas tres horas, trabajo ocho horas y televisión según la estadísitica una media de cinco horas diarias. Haz la suma, 24 horas. No creo que deba hacer ningún comentario.

Si los técnocratas deciden que hay que privatizar el país, o que debe ser elegido el candidato azul por encima del rojo, solo tienen que poner en marcha la maquinaria de los medios de comunicación y el conocimiento adquirido sobre control de masas, control mental, psicologia social, lo que se llama técnicas de manipulación mediática. Las decisiones son fáciles de llevarlas a buen término.

En 1919, el Dr. Victor Tausk, compañero de Freud, publicó un artículo que lo tituló "Acerca de la génesis del aparato de influir en el curso de la esquizofrenia".

Tausk escribió que un importante número de pacientes esquizofrénicos describian sus problemas diciendo que eran causados por un aparato de influir, una caja negra,  manejado por fuerzas extranjeras. Estas fuerzas representaban sistemas de creencia distintos a los del paciente y que habien sido implantados a la fuerza en su mente y que, según contaban los pacientes, desplazaban los sentimientos e ideas propios, mediante unos rayos o fuerzas misteriosas.

Escribe Taulk que la victima deja de distinguir la información que ha sido recibida desde ese aparato, esa fuerza externa y la que él ha generado personalmente o que ha sido consecuencia de su experiencia y descubrimiento personal.

Los pacientes entran en una confusión profunda, no saben distinguir entre el mundo exterior y el interior, entre sus propios pensamientos y los impuestos por esa máquina exterior, entre la realidad interna y la realidad fabricada.

Desde la infancia los seres humanos aprendemos a integrar y procesar la información que nos viene desde el exterior y la que autogeneramos, en ésto radica la salud mental. En cambio el esquizofrénico no sabe hacer ésta distinción, todo es igualmente externo o interno, no distingue la experiencia del mundo y las proyecciones que reciben en su mente.

Es curioso que éste aparato que el esquizofrénico se ha inventado para explicar su confusión se parece enormemente a la televisión, solo que en la fecha del estudio 1919 no existía aún, pero el resultado es el mismo. La televisión coloca en nuestra mente imágenes que se encuentran fuera de nuestra experiencia y llegan a cambiar nuestros sentimientos, crean una confusión acerca de lo que es real y de lo que no. La realidad llega a transmutarse en algo etéreo, como si solo existiera en nuestras mentes.

Estamos aislados la mayor parte de nuestra vida, y privados de nuestra búsqueda de sensaciones externas. Solo alcanzamos a conectar con las proyecciones de otros seres humanos, nuestros contactos naturales estan cortados, nuestras propias proyecciones se confunden con las que emanan de esa caja negra de los pacientes del doctor Taulk. Estamos aislados de nuestras propias experiencias y nos inyectan las experiencias de otros que las aceptamos como propias, incuestionables dogmas de fé.Nos hemos fusionado con el aparato de influir, la televisión. Por eso todo lo que nos llega por las ondas raramente se cuestiona, son verdades en sí mismas y son las que proyectan nuestras vidas en una realidad ficticia que se construye según los intereses de una minoria.

Otros escritos que debes leer:

El neoliberalismo y los medios: prensa, radio y televisión

Cadena ser "hablar por hablar" la mordanza del oyente.

Internet es libre, a pesar de los americanos

Televisión el engaño y la manipulación

RTVE informa con la mentira en la toma de Trípoli

la Televisión una caja no tan tonta

Si te parece interesante distribuye el artículo en tus redes sociales

Si te gustó comparte con un clic :

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Aquí puedes escribir que opinas sobre el tema. Se agradece los comentarios. Normalmente acostumbro a contestar las opiniones de los demás. Asimismo este blog es "dofollow" te ayudará a promocionar tu blog (aunque vigilo de cerca el spam).

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Free Web Hosting